Archive for the 'padres' Category

22
Abr
08

Llegar a viejo es un privilegio

 

 Hace días que quiero escribir sobre este tema para plasmar alguno de mis pensamientos. Me cuesta encontrar las palabras idóneas. Día tras día cojo el tema y lo dejo. Hoy por fin me decido.

En líneas generales pienso que el hombre envejece tal cual vive.

Hoy, debido a los cambios que ha experimentado la sociedad en las últimas décadas y el envejecimiento de la población, impide que un buen número de ancianos necesitados de ayuda y cuidados permanentes, puedan llevar con normalidad su vida dentro de su hogar habitual. Esto ha hecho que florezcan residencias para ancianos de todo tipo.

Soy testigo día a día de lo que ocurre dentro de una de esas “rejas de alto standing” y la llamo así porque la categoría de la residencia es alta, pero como bien dice el refrán popular, “aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión.”

Aunque las instalaciones sean excelentes, el personal médico y de enfermería cualificado, las residencias hoy son negocios y como todo negocio, el fin es ganar dinero. Como cualquier empresa, la residencia busca el máximo rendimiento al menor costo. El ahorro se obtiene de diferentes formas:

          – Principalmente con los trabajadores: Festivos y fines de semana sin médico y disminución de personal son prácticas habituales.

          – Otra práctica es cobrar elevadas cuotas que cubren lo mínimo indispensible para tener que abonar a parte los más esenciales útiles y servicios de aseo diario (gel de baño, jabón, corte de uñas…etc.)

El trato a los ancianos, en lo que se ve por fuera es bueno. Pero yo voy a ir un poco más al fondo y reflexionar sobre las impresiones personales que yo tengo por lo que conozco.

Ancianos aparcados en sus sillas de ruedas horas y horas un día detrás de otro con el único aliciente de que mañana el día será igual.

Aunque los ancianos reciban visitas diarias, en una visita no puedes apreciar si han sentido frío o calor, si han sentido hambre a media mañana o si les apetecía un caramelo cuando les daba la tos. En una visita no puedes averiguar si le apetecía estar un ratito viendo fotografías del album familiar para refrescar esa memoria que está abandonado su cansado cerebro o salir a dar un paseo por el parque para recibir la caricia del sol.

Me pongo en el lugar de esos ancianos dependientes que ya no son capaces ni de pedir un vaso de agua y percibo la indefensión, la despersonalización. Su opinión ya no cuenta. ¿Quién decide que están cansados de mantener por horas la misma posición?

Un mal día lo tiene cualquiera, no dejan de ser personas que arrastran tras de sí un cúmulo de vivencias y su humor debido a las circunstancias cambia. Pero…, el mal día, el genio, las salidas de tono, enseguida son interpretadas por los especialistas y se les administra medicación para tranquilizarles. Esto me recuerda lo que nos decía un anciano que está alojado en la residencia y contento porque su salud le permite entrar y salir del recinto cuando quiere y dice encontrarse como en un hotel y así no da trabajo a sus hijos: “No os preocupéis, decía, que aquí la van a tratar bien, si está baja de ánimo la animarán y si se sube la bajarán”. ¿Qué quería decir? pensé entonces. Hoy ya lo sé.

¿Cuánta atención personalizada? ¿Cuántos minutos al día de charla para cada anciano individualizado? ¿Cuántas caricias, besos, para que se sientan acompañados, queridos recibirán? Quizás estas prácticas serían el mejor tranquilizante en muchos casos.

¿Quién les va a dar la mano, sujetar la frente, dar conversación o hacer una caricia cuando por razones de enfermedad necesiten estar encamados? El personal de servicio, por muy cualificado que esté, tienen muchos ancianos que atender y no pueden perder el tiempo más allá de unos minutos.

No nos engañemos los ancianos no son enfermos, tienen enfermedades y achaques propios del deterioro que sufre el cuerpo humano. Las residencias cubren una gran labor pero los ancianos en residencias se apartan del entorno familiar, pierden intimidad, pierden el contacto con aquellos objetos personales que evocan su pasado y se les despersonaliza, pasan a ser uno más para la gran mayoría.

Yo me pregunto: ¿No será que las residencias enmascaran en el fondo la exclusión social de este colectivo?

Llegar a viejo es un privilegio, pero hay que dar dignidad a la vejez. Las jaulas, aunque sean de oro, no dejan de ser jaulas.

Ya sé que en muchas ocasiones y determinadas enfermedades requieren una atención especial. Imagino que muchos de los que leáis estas líneas tendréis mil y un argumentos de las bondades de las residencias, pero yo lo veo así.

Y termino con una frase de un anciano conocido: “Cómo te ves, me ví y como me ves te verás, todo es cuestión de respeto no de edad…”

Os dejo un enlace a una canción de Joan Manuel Serrat que es una preciosidad: “Llegar a viejo”

http://es.youtube.com/watch?v=d0GzbXLj-dQ

Anuncios
17
Abr
08

La familia y la televisión

Los niños ante la televisiónDe todos los medios de comunicación social que existen, es la televisión la que no suele faltar en casi ningún hogar.

Esa ventana que se ha instalado en nuestros hogares y con nuestro consentimiento, nos da la posibilidad de asomarnos al mundo y nos informa de lo que acontece en cualquier parte de forma inmediata. Al presentarnos la información con imágenes, hace que las posibilidades educativas sean enormes. Pero no todo lo que sale por esa ventana tiene carácter educativo, así que los padres debemos estar atentos para que nuestros hijos reciban los mensajes y la información correctamente.

La televisión no es mala ni buena, todo depende de uso que se le de. Los padres deberemos tener las ideas claras en cuanto al uso que le den nuestros hijos y al tiempo que le dediquen. Hay que tener en cuenta que las televisiones se mueven por audiencias y van a emitir lo que más beneficio económico les proporcione.

De nosotros los padres depende que ete poderoso medio de comunicación social se convierta en un peligro o en una gran riqueza.

Si vemos la televisión en familia y nos damos un tiempo para hablar, pensar, intercambiar opiniones, etc., sobre lo que vemos, hasta de la peor programación podemos extraer experiencias positivas obteniendo el mensaje correcto de acuerdo a nuestras convicciones y valores.

Si por el contrario, tenemos la televisión como la niñera que entretiene a nuestros retoños, mientras nosotros nos ocupamos de nuestras cosas, la formación de nuestros hijos estará en peligro.

El mal uso de la televisión puede hacer daño a niños y mayores. El buen uso y la selección apropiada de programas puede ser formativo y enriquecedor.

Comparto con vosotros esta reflexión que he recibido hoy en mi correo electrónico sobre la meditación que hace un niño al final de su día.

 

“Señor, esta noche te pido algo especial…

“Señor, esta noche te pido algo especial… Convertirme en un televisor, quisiera ocupar su lugar. Quisiera vivir lo que vive la televisión de mi casa.

Es decir, tener un cuarto especial para mí y reunir a todos los miembros de mi familia a mi alrededor. Ser tomado en serio cuando hablo.

Convertirme en el centro de atención al que todos quieran escuchar sin interrumpir ni cuestionarle. Quisiera sentir el cuidado especial que recibe la tele cuando algo no funciona…

Y tener la compañia de mi papá cuando llega a casa, aunque esté cansado del trabajo. Y que mi mamá me busque cuando esté sola y aburrida, en lugar de ignorarme. Y que mis hermanos se peleen por estar conmigo…

Y que pueda divertirlos a todos, aunque a veces no les diga nada. Quisiera vivir la sensación de que lo dejen todo por pasar unos momentos a mí lado.

Señor no te pido mucho. Sólo  vivir lo que vive cualquier televisor…”

01
Abr
08

Hipocresía social

hipocresia.jpg

Cada vez son más las voces que se alzan proclamando que la sociedad que nos ha tocado vivir es injusta, egoísta e insolidaria. Reclamamos derechos ante las diferentes situaciones de la vida. Al mismo tiempo relegamos sin el menor escrúpulo y sin cargo de conciencia alguno a ciertos sectores de la sociedad al anonimato más absoluto.

Podemos lanzar al mundo los mejores argumentos, adornados con frases que dejen boquiabiertos a nuestros interlocutores para quedar bien en la galería de la vida. Nuestro discurso de solidaridad, igualdad, libertad quedará anulado porque nuestros actos lo desmentirán.

hipocresia-social.jpg

Nuestra sociedad actual es pura fachada, predomina la mentira, la adulación barata, las medias verdades, el engaño, la ley del más fuerte. Nos hemos hecho esclavos del consumismo. Confundimos calidad de vida con cantidad de bienes materiales. Anteponemos lo material a las personas.

Parece que los únicos intereses que nos mueven son nuestros problemas, nuestro confort, los problemas de los demás nos dan exactamente igual.

Durante un tiempo esta sociedad moderna nos trajo familias menos extensas. El trabajo del padre y la madre fuera del hogar, la falta de tiempo han hecho que las familias se redujeran casi exclusivamente a padres e hijos sin tiempo para cultivar otro tipo de relaciones ni con abuelos, tios u otros familiares más allá de la relación por puro compromiso.

Pero la modernidad está llena de contradicciones. Esas mujeres y hombres que un día tuvieron que sacrificar la compañía de sus hijos para dejarlos en guarderías o al cuidado de terceras personas para poder incorporarse al mundo laboral, hoy son abuelos y ocupan un papel primordial en las nuevas familias haciendo de canguros y ocupándose de sus nietos como no lo pudieron hacer de sus hijos.

Todo no son ventajas, algunos abuelos por miedo a perder la relación con sus nietos son incapaces de reconocer que las fuerzas flaquean. Los niños por otro lado pueden sufrir la diferencia de conceptos educativos. Los abuelos suelen tender a proteger y disfrutar de sus nietos, como así tiene que ser y los padres tienen la obligación de exigir, implantar disciplina, crear hábitos…etc, en una palabra educar a sus vástagos. Todo esto en ocasiones genera conflictos.

Transcurrido un periodo de tiempo, cuando los abuelos ya no son productivos y necesitan cuidados aparecen nuevamente las frases grandilicuentes, la filosofía barata, las escusas pobres, los argumentos cara a la galería que justifican nuestras acciones, la reclamación de derechos. Aparecen los intereses personales y el confort individual.

Pero aquí aparece nuevamente la Sociedad moderna, progresista con papá Estado buscando el bienestar para la población y aportando soluciones y leyes que les reportarán beneficio social y votos para seguir gobernando más que soluciones para estos sectores de población que ya no son capaces de valerse por sí mismos.

El poco valor que damos en las sociedades modernas a todo aquello que no es productivo me recuerda el ejemplo que cierto conferenciante ponía al comienzo de su charla para ilustrar a su audiencia de que lo que importa no son las apariencias si no lo que hacemos.

El conferenciante se dirige a la audiencia mostrando un billete “potente”. “¿Quién lo quiere?”, pregunta. Todos levantan la mano. El conferenciante arruga el billete y vuelve a preguntar: “¿y ahora?, ¿quién lo quiere?”. Las mismas manos se vuelven a levantar. Esta vez tira el billete al suelo y lo pisotea. Así, sucio y hecho un guiñapo lo muestra a la concurrencia. “¿Quién quiere todavía el billete?”. Las manos siguen levantadas.

Todos quieren el billete; da igual que esté manoseado, pisado, arrugado. El billete sigue conservando intacto su valor. Lo mismo sucede con nuestras vidas dice el conferenciante. Jamás perdemos nuestro valor. Ajados, enfermos, sin apenas movilidad porque la artrosis y la artritis nos ha dejado molidos, un poco -o un mucho- sordos, con dificultad para caminar.

El conferenciante concluye: “Nada de eso altera la importancia que tenemos. El precio de la vida no radica en lo que aparentamos ser, sino en lo que hacemos y sabemos.”

Los dependientes, los excluídos necesitan, además de atenciones físicas, salud y dinero, una tercera “prestación”: El amor.

¿Papá Estado se va a encargar de eso también?

¡Cuánta hipocresía social para resolver los problemas!

¡No todo en esta vida se resuelve con dinero y cosas materiales!

25
Mar
08

El amor en la convivencia familiar

Hoy lo primero felicitar la Pascua a todos los creyentes. Fue un acto de amor entregar su vida por la Humanidad.

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

 

famila.jpg

 

Hace unos días Danny dejaba un comentario en el post “La familia convivencia y comunicación”, preguntando: ¿Qué es el amor en la convivencia familiar? ¿Cuántos tipos de amor existen en la familia? ¿Qué factores mantienen unidas a las familias?

Pues bien voy a dar mi visión sobre el tema.

Creo que el amor en todos los campos de la vida es la capacidad de entrega que tenemos cada uno hacia los demás.

Dentro de nosotros cuando amamos se enfrentan el afán de dominar y el afán de servir. El verdadero amor exige que triunfe el afán de servir.

Hay quien considera el amor y sus manifestaciones como pura espontaneidad, sin la responsabilidad de las consecuencias para uno mismo y para los otros. También hay quién considera el amor como un impulso para conseguir la propia satisfacción.

Yo creo que el verdadero amor es mucho más que todo eso. El verdadero amor es salirse de uno mismo, es entregarse libremente. Amar en libertad implica tener confianza en el otro, protegerle, respetar sus gustos.

Amar significa comunicarse con palabras, con caricias…, etc.

Amar significa ayudar al crecimiento personal del otro al tiempo que crecemos nosotros. Amar de verdad significa compartir tú vida con alegría, dialogar sobre diferencias y preferencias, sobre lo que nos une y lo que nos separa y sobre todo amar significa respetar la integridad del otro.

El amor tiene manifestaciones diversas. No nos expresaremos igual con nuestra pareja que con nuestros hijos, o con nuestros padres, hermanos, familiares, amigos…, etc.

El amor es algo que se aprende y en lo que a servicio se refiere susceptible de mejorar y aumentar. Y cuando hablo de servicio no me refiero a servilismo ya que la capacidad de servir viene dada por el grado de libertad y de amor con que sirvo.

Dentro de la familia el amor creo que es lo que da unidad precisamente. Todos los miembros deben estar dispuestos a dar amor para el bien común y recibir amor para su propio desarrollo y crecimiento como personas.

Los padres deberemos dar ejemplo sabiendo compartir, aceptando a los miembros de la unidad familiar como son, sabiendo perdonar, poniendo alegría, ilusión y optimismo. Nos acercaremos cuando nos necesiten respetando siempre el espacio personal del otro. Fomentaremos la disponibilidad y entrega hacia las necesidades de los que nos rodean. Sobre todo predicaremos con el ejemplo.

Todos estamos capacitados para amar y como decía antes, a amar tambien se aprende, pues uno no puede dar lo que no posee, ni enseñar lo que no comprende, ni conocer lo que no ha estudiado, ni apreciar lo que no reconoce, ni dudar de aquello en lo que desea confiar.

Para dar amor has de poseerlo, para enseñar a amar hay que comprender el amor, para estudiar el amor has de vivir en el amor, para confiar en el amor tú debes estar convencido del amor.

En definitiva uno no puede vivir aquello a lo que no se dedica, sería un falso espejismo.

Para dedicarte a amar siempre hay que estar creciendo en amor.

17
Ene
08

España envejece

El Instituto de Política familia (IPF) ha presentado el Informe “Evolución de la Familia en España 2007”.

Y las familias nos quejamos sin motivos según dicen nuestros gobernantes que nunca hemos estado mejor, ¿de verdad?

A la vista de estos resultados nos deberiamos de quejar más.

Algunos datos para reflexionar que me han dejado un poco perpleja.

campusvirtualunexes.png

_________________________

– España, Polonia y Bulgaria son los países de la UE-27 que menos PIB destinan a la familia.

– España es el País europeo que más rápidamente está envejeciendo, lo que está provocando el derrumbe de la pirámide poblacional española. Las Administraciones a pesar de que nos estamos convirtiendo en una nación vieja no han elaborado leyes ni planes de apoyo a la familia.

– Junto con Italia y Grecia tenemos el índice de fecundidad más bajo de la UE-15 y se produce un aborto cada 5,1 minutos.

– Ha caído la tasa de matrimonios y junto con Bélgica tenemos el mayor número de rupturas.

– El IPF denuncia también que continua el déficit de natalidad en España, puesto que nacen 90.000 niños menos que en 1980, a pesar del aumento poblacional. Necesitariamos 125.000 nacimientos más anuales para asegurar el nivel de reemplazo generacional.

– En el 2006 se superó el millón cien mil abortos acumulados. Según los datos de dicho informe se han perdido más de 1.121.592 personas desde la legalización generacional.

– El aborto se ha convertido en la principal causa de mortalidad en España con más de 100.000 abortos anuales. Somos el País de la UE15 con mayor crecimiento en el número de abortos con un incremento de casi el 60% en los últimos seis años.

– En España ya casi 124.000 niños, el 26% nacen anualmente fuera del matrimonio, lo que representa uno de cada cuatro.

– Se rompe un matrimonio cada 3,6 minutos. Ya se ha superado el millón de divorcios. Antes del 2.010, de seguir así, por cada matrimonio que se produzca se romperá otro.

– Se aprecian ya los efectos del divorcio express. Los divorcios de los nueve primeros meses del pasado año son superiores a los divorcios de todo el año 2005.

– El IPF propone abordar de una vez  de una forma seria el problema de la ruptura familiar mediante un conjunto de medidas a tal efecto, es decir, un “Impulso de medidas preventivas para ayudar a superar las crisis familiares”.

– Con todos estos datos en la mano, el IPF pidió a los partidos que “conviertan a la familia en una prioridad política, que incorporen la “perspectiva de familia” en todas las actuaciones, que reconozcan e impulsen los derechos de la familia en todos los ámbitos, especialmente en su prioridad en el cuidado y educación de los hijjos y que promuevan la convergencia con Europa en las políticas familiares”

Todo esto no son datos inventados por mi, ya me gustaria… Son datos difundidos por la agencia EUROPA PRESS y publicados en el diario Hispanidad ayer miércoles 16 de Enero.

http://www.hispanidad.com/noticia_ep.aspx?ID=20080116112238

15
Ene
08

Sugerencias para una buena comunicación

Hoy mi blog cumple un año. Se puede decir que empieza a caminar y no puedo ocultar que me siento satisfecha.

cumpleanos.jpg

Para celebrarlo un pequeño cambio de imagen que me permite poner de cabecera un baner propio. Y…, puesto que en el fondo lo que pretendemos al escribir en los blogs, es comunicarnos, aquí os dejo unas cuantas sugerencias.

Lo primero recordar que cada uno de nosotros somos diferentes y cada uno interpretamos la realidad de diferente modo.

– Si queremos escuchar deberemos parar de hablar. Dejaremos lo que estamos haciendo y nos centraremos en la persona que quiere comunicarse con nosotros.

– Adoptaremos una postura que transmita a nuestro interlocutor nuestro interés y buena disposición para escucharlo.

– Deberemos adoptar una postura de acogida y respeto al otro.

– Deberemos fijarnos no solo en lo que nos dice, sino en como nos lo dice. Observaremos con atención su mirada, sus gestos e incluso el tono de su voz.

-Para entender bien lo que nos quieren transmitir deberemos dejar a un lado nuestro punto de vista e intentar ponernos en la piel del otro.

-La buena comunicación exige además de escuchar una buena respuesta por nuestra parte. Que nuestro interlocutor se sienta acogido, comprendido, escuchado. Cuando alguien nos cuenta algo, siempre espera una respuesta por nuestra parte.

– Siempre nos debemos asegurar que el lenguaje que empleamos es el correcto, que el vocabulario va a ser entendido por el otro. Si nuestro interlocutor no nos entiende el diálogo no se producirá.

Nos sentimos comprendidos cuando apreciamos que nuestro interlocutor ha captado lo que le hemos querido transmitir. Sentirnos comprendidos es una de las mejores experiencias que podemos vivir.

03
Ene
08

La Familia se expresa en la calle

La Ejecutiva socialista en un comunicado que difunde la agencia Efe pide a la Iglesia que se presente a las elecciones o se mantenga al margen de la política.

La dirección del PSOE ha replicado a la iglesia que es la sociedad, a través de sus representantes, la que tiene la potestad de ordenar los principios de libertad individual y convivencia, y le ha recordado que “quienes deliberadamente ignoran estos principios se apartan de los fundamentos de la democracia”.

¿Acaso el criticar una ley no es democrático? ¿Desde cuando criticar las leyes es atacar a la democracia?

Las familias somos parte de la Sociedad Civil y parte de la Iglesia católica, por lo tanto familias e iglesia formamos parte de la sociedad civil y tenemos derecho a manifestarnos y reclamar a nuestros dirigentes aquello que creemos que es justo.

¿Acaso dicen lo mismo cuando se manifiestan los sindicatos para reclamar mejoras para sus representados? ¿Es antidemocrático manifestarse?

O por el contrario les preocupa que miles de familias que permanecían calladitas se decidan a salir a la calle para reclamar que hay que legislar también para ellas, que hay que tenerlas en cuenta, que saben cuáles son sus derechos y van a reclamarlos sin miedo ni complejos.

la-familia.jpg

Quizás el partido en el gobierno se ha puesto nervioso y le preocupa la proximidad de las elecciones y les asusta el gran número de votantes que pensamos que ¡la familia cristiana SI IMPORTA!

Por otro lado habría que decirle al Sr. Blanco que no menosprecie al número de familias que se manifestaron dando a entender que detrás está el PP. Las familias sabemos pensar por nosotras mismas y nos manifestamos porque somos conscientes de nuestros derechos y de lo mucho que nos jugamos. Y… además al Gobierno le pedimos que no legisle de espaldas a una gran mayoría de ciudadanos.

la-familia-si-importa.jpg

Aquí os dejo dos enlaces a dos interesantes artículos:

Reaccionan a Plaza Colón: un gobierno de facción

¿De dónde salió tanta familia?




diciembre 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 13 seguidores

Gracias por entrar

  • 494,989 hits

ESCRÍBEME

ptobalwordpress@gmail.com

a

Contador diario