Archive for the 'Año Nuevo' Category

20
Dic
09

Un año se va y otro viene, lo contará el que lo viere.

Así reza el refrán popular: “Un año se va y otro viene, lo contará el que lo viere”.

Cada diciembre cuando llegan estas fechas además de felicitarnos por Navidad, solemos hacer balance del año que concluye y comprobamos que año tras año es más de lo mismo. Ha habido de todo: Hemos recorrido un camino lleno de alegrías, tristezas, obstáculos, etc.

A lo largo del año nos han acompañado personas de todo tipo. Algunas nos han querido mucho y otras no tanto.

Lamentablemente nos han abandonado algunos seres queridos, pero también se han incorporado a la vida otros que nos acompañarán en el futuro.

Hemos pasado momentos felices y momentos dolorosos, pero siempre hemos tenido que seguir adelante.

Hemos conocido nuevas personas que han aportado mucho a nuestras vidas.

Muchas de esas nuevas personas sólo nos acompañaron un corto periodo de tiempo. Otras fueron y vinieron, y otras permanecen en el tiempo dispuestas a recorrer el camino a nuestro lado compartiendo con nosotros los avatares que la vida nos depara.

Algunos seres queridos nos dejaron o simplemente se alejaron de nosotros.

Los años siempre transcurren igual, llenos de alegrías, tristezas, partidas, llegadas, ilusiones y decepciones.

Lo que es seguro que la vida año tras año camina hacia delante sin darnos la oportunidad de retroceder en el tiempo.

Por lo tanto caminemos en el año nuevo de la mejor forma posible intentando dar lo mejor de nosotros mismos a los que nos rodean, tengamos el coraje de construir sin destruir y agradezcamos a todos aquellos que comparten con nosotros alegrías y penas.

Todos los que estamos embarcados en esta vida, aunque las “distancias” (físicas, ideológicas,etc.), nos separen caminamos persiguiendo el mismo fin: ¡Ser felices!

 

A todos los que pasáis por este blog y compartís unos minutos conmigo, a todos los que dejáis aquí vuestra huella en forma de comentario o correo, a todos:

¡MUCHAS GRACIAS! por compartir vuestro tiempo.

Este año quiero felicitaros las fiestas Navideñas con el banner que he colocado en portada y con el arbolito que inicia este post y que he construído con las huellas que habéis dejado en vuestro paso por este rincocico de la red.

 

A todos:

¡FELIZ   NAVIDAD!

¡FELICES   FIESTAS!

Que el año proximo os depare todo lo mejor que deseáis.

¡FELIZ   2.010!

31
Dic
08

¡FELIZ AÑO NUEVO 2.009!

paracaidas

A lo largo de este año que estamos a punto de concluir, en numerosas ocasiones he argumentado mis reflexiones basándome en hechos reales. Para finalizar el año he elegido este:

 

“Charles Plumb, era piloto de un bombardero en la guerra de Vietnam. Después de muchas misiones de combate, su avión fue derribado por un misil. Plumb se lanzó en paracaídas, fue capturado y pasó seis años en una prisión nortvietnamita. A su regreso a Estados Unidos, daba conferencias relatando su odisea, y lo que aprendió en la prisión.

Un día estaba en un restaurante y un hombre lo saludó:

Le dijo “Hola, usted es Charles Plumb, era piloto en Vietnam y lo derribaron verdad?” “Y usted, ¿cómo sabe eso?”, le preguntó Plumb.

“Porque yo empacaba su paracaídas. Parece que le funcionó bien, ¿verdad?

Plumb casi se ahogó de sorpresa y con mucha gratitud le respondió.

“Claro que funcionó, si no hubiera funcionado, hoy yo no estaría aquí”

Estando solo Plumb no pudo dormir esa noche, meditando:

¿”Se preguntaba Cuántas veces vi en el portaviones a ese hombre y nunca le dije buenos días, yo era un arrogante piloto y él era un humilde marinero?”

Pensó también en las horas que ese marinero pasó en las entrañas del barco enrollando los hilos de seda de cada paracaídas, teniendo en sus manos la vida de alguien que no conocía.

Ahora, Plumb comienza sus conferencias preguntándole a su audiencia:

¿”Quién empacó hoy tu paracaídas?”.

 

Todos en nuestras vidas tenemos a alguien cuyo trabajo o forma de actuar en un momento determinado ha permitido que podamos salir adelante. Todos, a lo largo del día, necesitamos de muchos paracaídas.

En nuestro acontecer diario, en los obstáculos que la vida nos plantea, parecemos ciegos y no nos damos cuenta de las cosas que son de verdad importantes y de las personas que sin nosotros pedirlo nos han salvado de más de un apuro en el momento justo.

A veces dajamos de saludar, volvemos la cara, damos la espalda, dejamos de dar las gracias, de felicitar a alguien, o aunque sea, decir algo amable sólo porque sí.

Al finalizar el año mi deseo es que en el 2.009 tratemos de darnos cuenta quién enrolla nuestro paracaídas cada día y se lo agradezcamos.

Las cosas más insignificantes que ocurren a diario son las cosas que nos hacen más felices y no requieren más que actuaciones sencillas.

Como ya he dicho en más de una ocasión los seres humanos nos necesitamos mutuamente. Nadie se basta a sí mismo.

 

Gracias a todos por los favores y buenos momentos que me habéis hecho pasar, aún sin merecerlo y que no agradecí o no agradecí lo suficiente.

Gracias por las críticas porque me han hecho reflexionar y crecer como persona.

Los malos momentos y las críticas negativas, que también ha habido alguna, no cuentan, esas han sido ignoradas y como decía  en el post “Uso y abuso de las palabras”, las ofensas con las que han querido obsequiarme, han sido regalos que he decidido no aceptar.

 

¡Feliz año a todos! Y… que todos vuestros sueños se conviertan en buenas acciones en el año nuevo.

¡FELIZ     2.009!




junio 2017
L M X J V S D
« Ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 13 seguidores

Gracias por entrar

  • 483,904 hits

ESCRÍBEME

ptobalwordpress@gmail.com

a

Contador diario